Alien: Covenant (2017) – Crítica

Alien: Covenant (2017). Solo al maestro Ridley Scott se le podía ocurrir matar a uno de los protagonistas en los primeros minutos del film en pos de aumentar la tensión. Aun asi, Covenant está mas cercana a Prometheus y no tanto a El Octavo Pasajero, con una atmosfera muy cuidada y un ritmo regulado hasta el final. Defendemos a Scott frente a los gritos de los indignados fanáticos de la saga que no comprenden que todas las partes no deben ser igual a la primera.

Fassbender se come las interpretaciones, incluso la de la “nueva Ripley”, demasiado insulsa durante el 70% de la historia. Como novedad hay amores interraciales y una pareja gay en la tripulación. Asi, Alien Covenant no llega para instalarse como una obra maestra. Entretiene y enlaza a Prometheus con la triologia original.

Tal vez te interese...