4
Views


Facebook reconoce que las redes sociales pueden ser malas para la Democracia

Facebook reconoce que las redes sociales pueden ser malas para la Democracia, aunque parezca salido de un episodio de Black Mirror es lo que ha comentado la empresa su serie “Hard Questions” donde afrontan la problemática de las redes sociales en distintos ámbitos de la sociedad como la democracia.

¿Las redes sociales pueden ser malas para la Democracia?

Las redes sociales se han convertido en una parte esencial de nuestras vidas. Actualmente cualquier persona cercana que conozcamos tiene una cuenta en alguna red social, ya sea Twitter, Facebook, Instagram o incluso en todas ellas. Las redes sociales nos han dado la posibilidad de hacernos oír, tanto para nuestros seguidores como para personas con peso en el gobierno. Esto es así porque actualmente presidentes, gobiernos, estados, ciudades cuentan con redes sociales a las que podemos dirigirnos.

Pese al abanico de posibilidades que las redes sociales nos ofrecen también encontramos mal uso en ellas. En concreto Facebook afirma que el mal uso de las redes sociales ha hecho que diferentes campañas políticas tuvieran mayor repercusión de la que deberían haber tenido o viceversa. Pero el principal problema según explica Facebook es el uso de las redes sociales como una fuente de información verídica.

Las cifras que nos da Facebook son alarmantes. En concreto se crearon 80.000 posts en la plataforma que a su vez tuvo una repercusión de 126 millones de personas en un periodo de dos años. Vemos que durante el tiempo en el que este contenido estuvo activo generó diferentes reacciones en las personas. Esto pudo provocar un cambio de opinión a la hora del voto como comenta la empresa de Mark Zuckerberg.

 

Tanto la influencia de páginas extranjeras como de noticias falsas afectan a la democracia, pero esto no queda aquí. Otro de los principales problemas somos nosotros como usuarios por varias razones. La primera razón es básica, creemos prácticamente todo lo que se nos muestra en internet. Hace mucho que quedó atrás la frase “no te fíes de internet”, ya no nos molestamos en contrastar la información con diferentes fuentes para ver si es verídica, nos fiamos a ciegas.

La segunda razón es algo más compleja, es denominada “Cámara de eco”. Es una metáfora que describe una situación en la que la información, son amplificadas por transmisión y repetición en un sistema cerrado (Facebook) donde las visiones diferentes o competidoras son censuradas. Si aplicamos esto a Facebook lo que nos da es básicamente un coctel en el cual nos rodeamos de personas con opiniones afines a las nuestras. De este modo nos limitamos en cuanto a información ya que solo buscamos la que nos dé la razón.

Hemos dicho que esta razón es más compleja y es así principalmente porque los datos no son claros respecto a cómo se influencian las personas entre sí. Lo que asegura Facebook es que la información que contradice nuestras opiniones tendemos a ocultarla e incluso bloquearla. Lo que nos lleva a cómo funciona esta red social en cuanto al contenido que se nos muestra.  Cuantas más publicaciones bloqueemos de contenido que nos lleve la contraria acabaremos encerrándonos en una cámara de eco donde solo veamos el contenido que nos dé la razón, aunque este no sea completamente verdadero.

¿Qué efecto tienen las redes sociales en la democracia?

No queda duda que las redes sociales pueden influenciar el pensamiento de las personas dependiendo lo que vean ellas. Si sumamos los factores que hemos dicho anteriormente obtenemos el efecto o impacto que pueden tener las redes sociales en la democracia. Este impacto viene dado por la influencia que tienen en sus usuarios. En el mejor de los casos los usuarios leerán información falsa, pero la detectarán y en el peor de los casos los usuarios harán acopio de esta información falsa para expresar sus opiniones limitando así su conocimiento y transmitiéndola a sus familiares y conocidos. Lo que si son iguales que estos usuarios perpetuaran un círculo vicioso.

Facebook propone diferentes soluciones

Está claro que Facebook no puede hacer nada para cambiar el pensamiento de los individuos. Pero lo que hará a partir de ahora es tomarse muy en serio el tema de las noticias falsas. Su lucha se centrará en erradicar cualquier tipo de noticia que no tenga un ápice de veracidad para que estas no puedan influir en sus usuarios. También tendrá muy en cuenta la presencia extranjera en determinadas ocasiones como son las elecciones para evitar cualquier tipo de manipulación mediática.

Su plan ya está marcha, han dado herramientas dentro de la propia plataforma para luchar contra este tipo de noticias. Por el momento Facebook no puede hacer más que tratar de mantener su plataforma lo más limpia posible y esperar que esto funcione. Solo nos queda esperar y ver cómo avanza este tema conforme los gobiernos van cambiando. Es un hecho que las redes sociales han llegado para quedarse, pero esperemos no convertirnos en un capítulo de una serie de ciencia ficción donde se le da más importancia a lo que vemos en la pequeña pantalla a lo que de verdad está pasando.

Ilan Cherre es un apasionado por la tecnología en todas sus formas. Entusiasta de los videojuegos (en especial los indies). Ilan estudia Magisterio en la Universidad de Santiago de Compostela. En cuanto a sus aficiones, se considera a sí mismo como un enamorado del cine, las series y, por encima de todo, del manga.



Articulo en origen en Tu Experto

(Visitado 4 veces, 1 visitas hoy)

Comentarios

Comentarios

Facebook reconoce que las redes sociales pueden ser malas para la Democracia