Bohemian Rhapsody: La historia de Freddie Mercury (2018) – Crítica

Bohemian Rhapsody (2018). Un buen homenaje, una biopic más. Podría haber sido mejor de no ser por el guion convencional, lleno de clichés, sin riesgos. No hay vértigo hasta que llega la reconstrucción de Live Aid. Por lo tanto temas como la enfermedad o la sexualidad de Freddie Mercury se tocan con demasiado cuidado.

Por suerte está Rami Malek y toda su extravagante entrega al personaje. Interpreta todos los matices de Mercury. Merece el Oscar a Mejor Actor de este año. El resto del elenco son “el soporte” de Malek.

Nota para los millennials: el gran recital de Queen no fue Live Aid sino Wembley 86. Se presta a confusión porque se realizo en el mismo estadio. En Wembley 86 Freddie aparece con la corona y la capa. Live Aid fue una sublime presentación en un festival donde participaron otros gigantes de la musica de los 80.

Tal vez te interese...