Crítica – Sully (2016): una buena oportunidad para criticar y admirar el “espíritu americano”

“Sully” era para Clint. Otro director la hubiera arruinado. Clint toma una historia verídica, que no paso de ser curiosa para quienes nos enteramos de ella por los medios, y la convierte en un profundo drama humano, con una estructura narrativa impecable y un cast de primera. La hazaña del Hudson era una buena oportunidad de criticar y admirar el “espiritu americano” , su tema fetiche.

Los detalles de la recreación del accidente son asombrosos, y mete más de lleno al espectador dentro del avión y los peligrosos acontecimientos. Tom  Hanks con el timón en la mano en condiciones extremas es soberbio. No necesita gran despliegue de cámaras y efectos para que el relato fílmico sea dinámico y contundente.  A Aaron Eckhart se lo ve muy cómodo en su personaje, y eso le llega al publico. Laura Linney, demostrando que vale su peso en oro haciendo todo su trabajo en una sola locación (la casa).

Clint Eastwood es uno de los grandes directores clásicos que aun siguen vivos, al igual que Woody Allen o Martin Scorsese. Disfrutemos de la contemporaneidad de sus obras.

Tal vez te interese...