Crítica – X-Men: Dark Phoenix (2019): segundo intento fallido

X-Men: Fénix oscura. No es una mala película, y es una de las mejores actuadas de la saga. Pero eso se debe justamente a un enorme déficit en el guión. Simon Kinberg, el director y guionista, también participó en el guión de «X-Men 3: The last stand», donde OH CASUALIDAD, la historia tambien giraba en torno a Fénix Oscura, considerada la más floja de los X-Men originales. Así que tenemos aqui a un Kinberg, encaprichado y culpable de volver a insistir en algo que ya habia salido mal, instalando un GRAN FALLO: la acción transcurre en 1992 con el elenco de Primera Generación.

A raíz de eso se disparan numerosas paradojas como el cambio en la forma en que Xavier y Jean se conocieron, o el futuro de Mystique. Se presenta prometedora en la escena del espacio. «Las mujeres siempre salvamos a los hombres últimamente. Quizá deberíamos cambiar el nombre a X-Women.» dice uno de los personajes. Tras cartón, esa perspectiva naufraga en el «machismo de superheroes». Encima La banda sonora de Hans Zimmer es mediocre. En pocas palabras….

 

(Visited 162 times, 1 visits today)

Te podría interesar