Crítica: Hasta el último hombre – Hacksaw Ridge (2016)

Hasta el último hombre – Hacksaw Ridge (2016). Más visceral que «Rescatando al soldado Ryan» (las escenas bélicas superan a las de Spielberg), y mucho menos sangrienta que «La Pasión. El abordaje del nucleo de la historia real desde la violencia familiar paterna es lo que la vuelve original e intensa. Hugo Weaving contribuye con su impostura, por supuesto sin opacar o desmerecer a Andrew Garfield, Sam Worthington y Vince Vaughn.

Garfield, el único personaje bueno del guión, la tiene dificil. Heroico pero ético hasta la medula. Sin buscar la lagrima facil ( y eso se puede comprobar solo con el final). Mel Gibson, tras algunos tropiezos en la industria del cine los ultimos años, se afirma en el rol de un gran narrador de acontecimientos históricos.

PD: la seis nominaciones a los Oscars 2017 son mejor película, mejor director, mejor actor, mejor edición, mejor edición de sonido y mejor mezcla de sonido.

(Visited 65 times, 1 visits today)

Te podría interesar