Línea mortal: Al límite – Flatliners (2017) – Crítica

Línea mortal: Al límite (2017). Supera a la original de 1990 en producción pero el guión – a diferencia de IT – se queda corto y no desarrolla. La primera sorprendió por instalarse en el limite entre la ciencia ficción y el terror. Era de esperar que la del 2017 profundice en la transmutación. No lo hace, queda en el limbo de la historia con moralejas.
A Diego Luna y a Ellen Page les falta nafta para entrar en combustión. Guiño guiño a la inclusión de Kiefer Sutherland, protagonista de la primera versión.

Tal vez te interese...