Roma (2018) – Crítica

Roma (2018). Los primeros 45 minutos de película podrían ser eliminados de un tijeretazo. “La Cienaga”, de Lucrecia Martel,  llegó 90 mil años antes de este film a retratar costumbrismo y cruce de clases. Lo tomamos como un homenaje? Ok, entonces lo que viene despues, incluyendo la secuencia del parto y la playa, supera y se despega del homenaje. El relato se pone intenso y picante, y dan ganas de advertirle al espectador “oiga, a partir de aqui no se distraiga”

Al igual que la película argentina mencionada los actores cumplen y traspiran frente a una cámara que les exige, plano secuencia mediante, componer dialogos y emociones . Pero es aqui que Cuarón se diferencia.  Se atreve a dar un final (lo que no es poco) de la mano de Yalitza Aparicio, que abraza al espectador y lo lleva por un viaje a través del tiempo a un lugar y una época en la que quizá nunca estuvo.

Tal vez te interese...