Belleza inesperada – Collateral Beauty (2016) – Crítica

Belleza inesperada – Collateral Beauty (2016). Pobre Edward Norton, pobre Kate Winslet, pobre Helen Mirren. Will Smith y su guionista Allan Loeb los engañaron. Pensaron que iban a participar de algún relato al estilo Robert Altman y terminaron haciendo una historia de fantasmas ambientada en Nueva York.
Un compendio de situaciones sensibleras que no funciona. Un escaparate para el lucimiento personal de Smith, que tal vez soño con ganarse un Oscar por esta frivolidad. 100% descartable. Hasta el perro de Soy Leyenda se levantaría de la butaca para irse de la sala.

(Visited 175 times, 1 visits today)

Te podría interesar