ESCÁNDALO: Burger King usa la imagen del Rey de Bélgica para una campaña publicitaria.

La viralidad es, en ocasiones, un objetivo publicitario ajeno a las normas de respeto más elementales. La campaña con la que Burger King desembarca en Bélgica es un ejemplo de ello. La cadena de hamburgueserías, que hasta el momento regentaba en el país establecimientos bajo la marca Quick, abrirá sus primeros locales con la marca Burger King el próximo mes en Amberes, Charleroi y Namur. La estrategia para que todos los ciudadanos se enteren ha sido utilizar sin permiso la imagen del jefe del Estado, el rey Felipe de Bélgica.

Burger King ha creado una página web en la que pide a sus visitantes elegir en una encuesta entre sus hamburgueserías y el monarca: “Dos reyes, una sola Corona ¿quién reinará?”, es el enunciado que encabeza la votación. “¿Estás seguro de elegir al Rey Felipe? No será él quien te freirá las patatas. Preséntate en su casa a las once de la noche sin avisar a ver qué pasa”, prosigue en caso de elegir la opción de la autoridad real.

Según medios belgas, la Casa Real ya ha expresado a la empresa su disgusto por el uso de la imagen sin autorización, pero de momento, la multinacional de comida rápida continúa usándola. La táctica ha tenido los efectos deseados. Bajo la apariencia de una campaña ligera en clave de humor, este tipo de técnicas de márketing agresivo suelen ser un ganar-ganar para las empresas que las ponen en marcha. Si el protagonista no reacciona, pueden utilizar su imagen sin quejas. Si se enfrenta a la compañía, la campaña se amplifica de forma gratuita por la Red generando ruido para la marca. Este último objetivo lo ha cumplido sobradamente. Un gran número de medios belgas impresos, radiofónicos y televisivos se ha hecho eco de la polémica.

La amenaza de sanciones similares no ha disuadido a Burger King dado que, incluso en caso de afrontar una multa, la inversión publicitaria necesaria para lograr la visibilidad obtenida sería mucho mayor. La provocación se presenta así como una vía de negocio rentable, más aun cuando Burger King tiene ante sí la difícil tarea de abrirse hueco en un mercado donde los locales de sus famosas patatas fritas recorren toda su geografía.

(Leer nota completa en Diario El Pais, 1/6/2017)

(Visited 33 times, 1 visits today)

Te podría interesar