Blueberry Fox presenta “Potenciando las organizaciones”

Con la certeza de que la innovación es necesaria para mejorar el negocio en forma continua, lograr mayor eficiencia y crear un futuro que mantenga las organizaciones competitivas, Blueberry Fox presenta “Potenciando las organizaciones” un programa de innovación que involucra la gamificación. Haciendo uso de la estructura lúdica de la gamificación, el programa involucra a los colaboradores para crear una cultura de innovación y una mejora continua, impactando positivamente en la productividad y ayudando a construir un futuro con mayores posibilidades.

Los ejes del programa se basan en los mecanismos de motivación y constante desafío que proponen estas dos disciplinas, echando mano al uso de técnicas basadas en el diseño de juegos para mejorar el rendimiento en el trabajo y los negocios. Se buscan dinámicas colaborativas donde perder sea una opción posible y reiterada, para que despunte el concepto de reto y se mantenga encendida la motivación. El ejercicio de la frustración es el que permite encontrar finalmente los resultados más innovadores. En la mecánica grupal aparece el conflicto que genera debate y produce una escucha activa.

“Esta cuestión, muy relacionada con el innovación y el aprendizaje colaborativo, es uno de los factores más interesantes de las propuestas de gamificación asociadas a innovar dentro de las organizaciones, ya que consigue hacer participar a los colaboradores en busca de soluciones, para encontrar nuevas modalidades de trabajo y oportunidades que surjan dentro de la empresa, que facilitan y elevan la vara, optimizando procesos, brindando mejores servicios a los usuarios o atendiendo con mayor idoneidad a los clientes”, comenta Gustavo Calicchio, socio fundador de Blueberry Fox.

“La estructura lúdica, basada en mecanismos de retención, apela al deseo como facilitar para satisfacer sus necesidades básicas. A la progresión, porque el jugador crea un lazo emocional con el avatar que lo representa y trabaja para evolucionar. El desafío es la constante, gracias a que el juego mantiene una curva de dificultad ligeramente por encima del nivel de habilidad del jugador. Y presenta objetivos: de corto plazo -acción inmediata- mediano plazo -acumulación de recursos- y largo plazo -con relación al desafío íntimo de cada uno-. El final, porque todo juego y todo proceso deben tener un principio y un final, es la recompensa que funciona como reforzamiento conductual”, concluye María Victoria Bernárdez, socia fundadora de Blueberry Fox.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Te podría interesar