Crítica – Greyhound: Enemigos bajo el mar (2020) – Ni 30 segundos de respiro

Película simple pero que cumple con el propósito de mantenerte en tu asiento, sin que puedas ir a a la cocina a buscar un bocadillo o ir al baño. Lenguaje militar, un enemigo del que solo se ven indicios, una tripulación joven comparada con el capitán que a su vez , irónicamente, es tan inexperto como sus marineros en el arte de la guerra. Buena recreación de una tremenda hazaña naval.
Le falta un poco de guión para completar el suspenso pero tiene un enorme merito: que no hayan caído en un tonto patriotismo americano ni en tonterías politicamente correctas.

(Visited 32 times, 1 visits today)

Te podría interesar