La venganza de un empleado de Twitter que desactivó a Trump por 10 minutos


La venganza de un empleado de Twitter que desactivó a Trump por 10 minutos

Donald Trump es capaz de ser noticia incluso cuando no dice nada. Tal vez, precisamente por eso. A la estrella de Twitter le cuesta quedarse callado, y por eso, cuando su cuenta desapareció de la red social la pasada madrugada (hora nacional), los usuarios no daban crédito y tuiteaban sin parar. ¿Qué había pasado?

10 minutos de extraño silencio

Hacia las cinco y cuarto de la tarde, hora de Estados Unidos, la cuenta de Twitter personal de Donald Trump @realdonaldtrump (no confundir con @POTUS, su cuenta como presidente), apareció como desactivada. Los usuarios no pararon de Twittear, algunos con alegría, sobre el que parecía el fin de este agitador de la red.

Solo duraría diez minutos este revuelo, aunque suficiente para llegar a todos los rincones del planeta, suponiendo para muchos una tremenda decepción. Aún así, la duda sobre el origen de esta desconexión seguía en la mente de todos.

twitter trump

Un empleado de Twitter con malas intenciones

Al poco de ocurrir el incidente, una cuenta de Twitter asociada al gobierno norteamericano avisó que estaba investigando al respecto. Un par de horas después, darían con la explicación: un empleado de Twitter había sido el encargado de sabotear la cuenta del presidente. No se dice nada de su nombre ni de su cargo, pero sí que actuó durante su último día de trabajo, dando a entender que su actitud se pudo deber al despecho por ser despedido.

Dudas sobre las seguridad de la plataforma

Al margen de la anécdota, muchos usuarios han puesto el grito en el cielo ante el propio hecho de que un empleado tuviera un acceso tan sencillo a cuentas privadas, especialmente algunas con ese nivel de influencia. La duda es razonable: ¿qué impide a otros empleados acceder a los datos personales de las cuentas de usuarios, como mensajes privados? Otra posibilidad sería la de que un empleado tuiteara usando cuentas de otros usuarios. En una red donde una frase puede llegar a todo el planeta en minutos, ¿no podría eso hacer mucho daño?

Donald Trump no ha hecho comentarios al respecto de este incidente, siguió tuiteando una hora después. Sin embargo, algunos usuarios nos quedamos con la mosca detrás de la oreja sobre la seguridad de Twitter.

Carlos Rodríguez es un apasionado de la tecnología y la música, conocedor desde dentro del mundo smartphone y las redes sociales. Escribe sobre telefonía, aplicaciones y cualquier cosa que tenga botones. Le gustaría tener un brazo biónico. Nacido en el país equivocado, es un hombre tranquilo. Si no te gustan sus principios, tiene otros.



Articulo en origen en Tu Experto

(Visited 11 times, 1 visits today)

Te podría interesar